lunes, 15 de enero de 2018

[Película] Crítica de Pieles (2017)

Pieles.

Título original Pieles

Año 2017

Duración 77 min.

País España

Dirección Eduardo Casanova

Guion Eduardo Casanova

Música Ángel Ramos

Fotografía José Antonio Muñoz "Nono"

Reparto Candela Peña,  Ana Polvorosa,  Macarena Gómez,  Carmen Machi, Secun De La Rosa,  Jon Kortajarena,  Joaquín Climent,  Enrique Martínez,  Eloi Costa, Itziar Castro,  Carolina Bang,  Ana María Ayala,  Adolfo Fernández,  Javier Bódalo, Antonio Durán,  Alberto Bang,  María Jesús Hoyos

Productora Pokeepsie Films / Nadie es perfecto / Netflix

Género Comedia. Drama | Comedia negra. Discapacidad. Historias cruzadas



Crítica.

Incómodamente distinta.

Sigue la historia de personas físicamente diferentes que, por este motivo, se han visto obligadas a esconderse, recluirse o unirse entre ellas. Nadie elige cómo nace, pero la apariencia física nos condiciona para con la sociedad, aunque no la hayamos elegido nosotros.

Escrita y dirigida por Eduardo Casanova, un actor que muchos conoceréis por haberlo visto en varias series y películas españolas. Esta es su primera vez al mando de un largometraje.

Esta película es de las más raras que uno puede ver actualmente, algunos la definen como valiente, otros como locura. Lo cierto es que es ambas cosas.
Su objetivo es incomodar al espectador, algo que Casanova ya hizo en sus cortos anteriores, y lo consigue.
La película narra la historia de varios personajes, cada uno con sus cosas (deformidades, enfermedades, cicatrices) y todos ellos rechazados por la sociedad debido a que son diferentes. Aunque algunos de estos personajes son hombres, los que más destacan son las mujeres por la descripción de sus personajes.
Ahora pasamos al mayor punto negativo de la película, el guión. Apenas soy capaz de apreciar la comedia negra que se supone contiene la película. Además, da la sensación de que se quedan cortos, son muchos personajes y apenas da tiempo de desarrollarlos a todos antes de que llegue el final. Las relaciones entre ellos se antojan forzadas o inverosímiles y el final es demasiado rápido.
De todas formas gracias a un gran trabajo visual, los problemas de guión quedan en un segundo plano ya que la película se pasa los 77 minutos de duración llamando la atención del espectador poniendo todo en diferentes tonalidades de rosa y morado. El estilo recuerda un poco al de Wes Anderson, salvando las distancias con ese gran director, por supuesto.

Esta es una película muy arriesgada en la que, sin lugar a dudas, los más valientes son los actores, en especial Ana Polvorosa. El mensaje que lanza es el de igualdad absoluta rompiendo las leyes que establece la sociedad actual de la forma más exagerada posible. Lo que ha lastrado a esta película son las situaciones que exponen ya que incomodan al espectador haciendo que los menos experimentados la consideren extremadamente "mala" o "fea". En mi caso, sólo por el diseño de producción, el riesgo y el mensaje son suficientes motivos para que la película me parezca interesante aunque se haya quedado a muy poco de pasarse. Mi nota es un 6.